Probablemente ya has escuchado un “OLALA”, que sea en una película o en la vida real, y probablemente sabes que es una expresión francesa. ¿Pero sabes cómo se usa en francés?

“Oh là là” es una interjección que se usa mucho en Francia y puede significar muchas cosas y su contrario.
Por ejemplo, se usa “Oh là là!” cuando una persona está feliz y emocionada. ¡Si haces un regalo que le encanta a un francés, muy probablemente obtendrás un gran “Oh là là là là…” como signo de alegría! Eso significara que lograste hacerlo muy feliz.

Al contrario, cuando estamos tristes, cuando ocurrió algo grave, es muy frecuente de decir “Oh là là….”. Así si cuentas a un francés un problema que tuviste y que escuchas un “Oh là là..” con una cara triste es que esta compartiendo tu tristeza.
También, cuando uno está sorprendido puede sacar un “Oh là là”. No significa que la persona que lo dice está feliz o triste pero solo que se queda sorprendido de lo que está viendo o escuchando.
¡Y al revés! Puede marcar la decepción. Por ejemplo, si ves a un francés que llega muy tarde a un lugar (cinema, hotel, restaurante, etc.) y no puede hacer lo que quería, sin duda tendrás tu “oh là lààà” seguido de un suspiro y una cara de desesperación.

Así que para saber si escuchas un “oh là là” de decepción o de alegría, es la entonación o la cara de la persona que te pueden ayudar si el contexto no es bien claro.

Por ejemplo:
– «Amor, estas vacaciones navideñas vendrá tu suegra a festejar con nosotros!»
– « Oh là là… Quelle surprise! …. »

 

Victor